Blog

El acertijo de las dos puertas.

Con la reciente muerte de David Bowie hemos recordado una de las películas más míticas que protagonizó: “Dentro del laberinto”. Y como tenemos deformación profesional escapista, hemos buscado el fragmento de uno de los acertijos que aparecen en a película, así como su origen.

acertijo de las dos puertas

El acertijo no es otro que el de las dos puertas. Muchos de vosotros lo recordaréis. La protagonista Sarah, Jennifer Connelly, llega a la entrada del castillo del rey de los Goblins y los guardias de la entrada (uno rojo y otro azul)  le explican que hay dos puertas, cada una custodiada por uno de ellos. Una conduce a su destino y otra a una muerte segura. El problema es que si se les pregunta cual es la puerta correcta, uno siempre dirá la verdad y otro siempre mentirá y solamente se puede preguntar una vez a uno de ellos. ¿Cómo saber entonces cual es la puerta correcta?

Esta situación es una adaptación cinematográfica del acertijo “Caballeros y Escuderos” del matemático Raymond Smullyan publicado en 1978 en su libro de problemas de lógica “¿Cómo se llama este libro?”. En él, presenta una isla en la que todos los habitantes son caballeros (siempre dicen la verdad) o escuderos (siempre mienten).

acertijo de las dos puertas

La complicación de este acertijo, y volviendo a “Dentro del laberinto”, reside en que si preguntas a uno de los guardias directamente si esa puerta conduce al castillo, no sabrás si es el que miente o dice la verdad hasta que abras la puerta, con lo cual tienes un 50% de posibilidades de morir.

Sarah encuentra la solución perfecta: la pregunta debe implicar a los dos guardias (que uno conteste por el otro) y conllevar una certeza, a ser posible que sea mentira. De esta manera, el acertijo se resuelve con este diálogo:

 – Sarah (al guardián Rojo): Muy bien. Responde sí o no. (Señalando al guardián Azul) ¿Me diría él que esta puerta es la que lleva al castillo? 

– Guardián Rojo: Sí. 

– Sarah: Entonces… La otra puerta es la que lleva al castillo… Y ésta lleva a una muerte segura. 

El mecanismo es simple: diga quien diga la verdad de los dos, la respuesta que ha obtenido es mentira. Si Rojo dice la verdad, Azul miente. Y si Rojo miente, la respuesta es la misma. ¿Fácil, no? 😉


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Cookies que prestan funcionamiento a la aplicación de la nueva ley GDPR.

gdpr[allowed_cookies],gdpr[consent_types]

Analytics

Se usa para distinguir a los usuarios.

_ga,_gid,

Otras

Cookies de idioma y correcto funcionamiento de plantilla y web.

_icl_current_language,language,wpglobus-language,wpglobus-language-old,wp-settings-1,wp-settings-time-1